Paco Torres tuvo a bien publicarme este libro en 2002.
Ediciones de Aquí, me gusta más que EDA.
Un grabado de Luis Astuy en la portada.
Antología de la sospecha. Rindo homenaje a los filósofos de la sospecha,
fundamentalmente a Nietzsche.
Un juego de confesiones, credos, militancias…
¿Misticismo político-social?
¿Agnosticismo espiritual?
Trabado, creo, en un testimonio lleno de frustraciones.
Lucha contra el nihilismo, contra el aburrimiento.
¡Una crítica con entusiasmo!
Búsqueda de un existencialismo vitalista ¿se puede decir así?
Búsqueda de una difícil trascendencia sobre las utopías machacadas, sobre las ruinas del futuro. Escéptico pero necesitado.
Mientras tanto, el mundo gira y los rayos gamma nos amenazan.
«Cada mirada es un milagro».

Facebooktwitter