Ecce cives

Editorial

 

Ahí tenéis nuestros hombros
Heridos por el voltaje y la refriega

He aquí las espaldas también
Sinécdoques de cuerpos numerales
Farras tatuadas con vuestra senil nomenclatura

Exhibimos otrosí los cauces venideros
Tristes genomas abaratados en los dumayas

Hasta aquí la cuerda del trompo que culmina
Rendido de dar vueltas
Están heridas la trompa de Eustaquio
Y la oreja de Dumbo

¡Ambasuras del Sursuncorda!

Facebooktwitter