Las contracifras

paisaje WEB imagenesparafondo.com
Oh yo miro con alegría nuestro
futuro. Mírome al espejo y veo
por detrás de los ojos al ya muerto,
recapacito y veo que ya está tierno

el día. Mírome igualmente el pelo,
la mayor cresta, el fin, este cabello
y veo la raya torcida aún, pero
dispuesta al bien, predispuesta al derecho

camino. Y finalmente me pego
al cristal el carmín con su aliento
dibujo en la llanura y con el dedo

una gran L, la consigna, y cierro
la luz, a la tiniebla, -en sombra-, beso
el día, la delgadez y los espejos.

RAFAEL BALLESTEROS (II parte. Billete de Ida y Vuelta)

 

Facebooktwitter

Juan Ceyles