Me dijeron que sí, pero no; esta virulencia cuaternaria…

 

Facebooktwitter