París, mon amour

12389524_copia.520.360

Somos vulnerables ante tanta atrocidad, pero ninguna cosa acaba y comienza en un solo día. Tendremos que revisar lo que hemos hecho y, sobre todo, lo que no hemos hecho. Todos somos diferentes, pero tenemos los mismos derechos. Miremos el mundo co-responsablemente. Que nadie coja un arma, que nadie se arrodille.

(mensaje con el que he participado en la Conversación Mundial a través de AVAAZ)

Facebooktwitter

Juan Ceyles